El Cahuelche, Mitos y Leyendas de la Isla de Chiloé, Mitos y leyendas chilenas

05.09.2014 11:28

El Cahuelche

 
 
 

 (del mapudungun Cahuen: remar con algo "tonina" y Che: gente) también llamado Cahuella, es un mágico animal acuático presente en la mitología chilota.

 
 

Descripción

 
Se dice que es un bello animal, que presenta una apariencia muy similar o idéntica a la especie de cetáceo llamado tonina (especie de delfín); por lo que solo a simple vista no se podría diferenciar de estos animales. Sin embargo, el Cahuelche sería mucho más inteligente que los animales de esta especie; y el sonido que emitiría sería distinto al de estos animales, el cual presentaría un significado mágicamente comprensible para los seres humanos.
 

Leyenda

 
Según la leyenda, se dice que habitaría en el mar que rodea a Chiloé. Su origen habría sido humano; pero habría sido transformado mágicamente en este ser. Su transformación habría ocurrido en los tiempos de la lucha mítica entre Tenten Vilu Y Caicai Vilu, siendo uno de los humanos que se ahogaban en la gran inundación; y que fue salvado por Tenten transformándolo en una tonina.
 
 
Se dice que al poco tiempo de terminada la lucha legendaria, esta tonina, deseaba nostálgicamente estar con otros seres humanos, a pesar de ya no ser uno de ellos. El gran Millalobo, sintiendo la amargura de esta tonina, y como igualmente deseaba darle ayuda y compañía a la Huenchur; decidió ayudar a ambos. Así fue como luego de haberle otorgado poder a la Huenchur, el Millalobo bajo la condición de que el Cahuelche sirviera a la Huenchur, le habría devuelto su inteligencia y le habría dado una mágico chillido para comunicarse con los humanos.
 
 
Desde ese día el Cahuelche acompañaría a la Huenchur, y actuaría como su ayudante, y como su secretario frente a los humanos; ya que a la Huenchur no se le está permitido comunicarse directamente con ningún ser humano. 
 
 
Así, cuando la Huenchur desea comunicar, cambios en el clima o la presencia cercana del barco fantasma "El Caleuche", ordenaría al Cahuelche dar grandes saltos sobre la superficie del mar; presentando diferentes modalidades de saltos, según lo que se desea comunicar. 
 
 
iendo esta la señal que le indicaría a los pescadores que muy pronto el clima cambiará, o que el temido Caleuche se encuentra en las cercanías. 
 
 
En el caso de que la Huenchur desee anunciar que se producirá una próxima muerte de alguno de los habitantes que vive a la orilla del mar, enviaría al Cahuelche a la orilla de la playa; muy cerca de la casa del próximo difunto. 
 
 
Así, estando ya el Cahuelche en frente de la casa, este utilizaría su mágico y sonoro llanto para comunicar el mensaje. Siendo este mágico y sonoro llanto perfectamente interpretado por los moradores.